Luego del receso vacacional de la semana santa, los diputados propusieron hoy una serie de medidas legislativas y ejecutivas para poder enfrentar inmediatamente la ola de violencia que asola el país y que ha producido más de 1,600 asesinatos en lo que va de 2015.

La tasa de homicidios que subió de forma alarmante a un promedio entre 14 a 16 asesinatos diarios, estaría vinculada con la reclusión en el sistema de máxima seguridad de los principales líderes de los grupos delincuenciales.

El ciclo que marca la conclusión de la etapa denominada “tregua entre pandillas” y en la cual el gobierno anterior  asegura participó solo como facilitador; generó hoy que los diputados pidan al presidente Salvador Sánchez Cerén utilizar todos los recursos de la Fuerza Armada para enfrentar el accionar de las pandillas.

Ernesto Angulo de ARENA dijo que se debe incorporar al ejército en la seguridad pública y que se convoque de inmediato a cerca de 10 mil reservistas para que brinden seguridad en la zona rural. El presidente debe, como comandante general de la FF.AA,  hacer uso de los recursos humanos disponibles para seguridad, enfatizó.

Guillermo Gallegos de GANA recordó su propuesta de decretar el Estado de Excepción en los municipios donde se registra mayor violencia. La supresión de las garantías constitucionales ayudaría a controlar los territorios y recuperar la tranquilidad, según GANA.

Por su parte el PCN pidió el inmediato acuartelamiento de los agentes de la PNC para poder enfrentar la violencia que registra una escalada en los últimos días.