Diputados de la Asamblea Legislativa aprobaron anoche brindar seguridad a los parlamentarios del período 2012 -2015, que no fueron reelectos en los pasados comicios del uno de marzo, por lo que sus funciones en el cargo terminan el 30 de abril.

Los diputados tendrán derecho a dos agentes de Protección a Personalidades Importantes (PPI), división de la Policía Nacional Civil (PNC). Durante sus funciones, los diputados tienen derecho a 4 agentes del PPI.

Bastaron  70 votos, de todas las fracciones de la Asamblea para que los diputados salientes continúen con resguardo por un año, luego de que dejen su puesto. Se estima que el  Estado gastará alrededor de $300 mil por la seguridad de los diputados salientes.

En total, son 29 los diputados salientes que gozarán de este beneficio; incluyendo al presidente del Parlamento, Sigfrido Reyes.

Este beneficio se suma al bono del 66.6% que recibirán los diputados que ya no estarán en la Asamblea en la próxima legislatura, que asume dentro de una semana (uno de mayo).