En una medida cautelar sin precedente en la historia constitucional del país, los magistrados de la Sala de lo Constitucional determinaron que los 24 diputados por San Salvador no pueden juramentar al cargo, hasta no concluir el recuento de votos que realiza el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Luego de agotado el segundo plazo dado por el tribunal constitucional, la Sala dice que existen indicios que demuestran que el organismo electoral no quiere cumplir la resolución de los jueces y por tanto debe continuar el recuento de votos hasta concluirlo. Ahora no le señala plazo para ello.

Los magistrados dicen resolvieron al TSE utilizar todos los recursos disponibles para realizan el nuevo conteo de votos, sin embargo los miembros del TSE se dedicaron durante 3 días en analizar la resolución y dilataron el inicio del conteo. El informe enviado el lunes por el TSE refleja que existe indicios de no querer cumplir la sentencia y por eso emite la medida que debe ser acatada por los 24 diputados por San Salvador cuya credencial continua siendo provisional.

Lo anterior indica que el viernes 1 de mayo solamente posesión del cargo los 60 diputados que representan a los 13 departamentos del país. La medida cautelar como se previa retrasa la negociación y firma del protocolo de entendimiento entre los grupos parlamentarios que establecería la nueva junta directiva y el presidente de la Asamblea.

La Sala dice que el TSE debe concluir el recuento de votos que se realiza en el CIFCO y el cual tiene un avance de menos del 16%, ya que el organismo electoral utilizo solo a parte de sus empleados a los que ubico en 60 mesas que promedian de 3 a 4 paquetes electorales por día.

En el escrito enviado el lunes los magistrados solicitan un tercer nuevo plazo de 21 días para concluir el proceso.

Esta tarde, diputados del FMLN como Lorena Peña al conocer parte de la medida, aseguro que la sala estaba prácticamente dando un golpe de Estado técnico, ya que impide la apertura del ciclo legislativo y violento la voluntad de los electores expresada el 1 de marzo. 

El recuento fue ordenado por la Sala de lo Constitucional ante los proceso de amparo promovidos por los aspirantes Josué Alvarado, Erving Ortiz, Oscar García, Julio Valdivieso y Douglas Avilés quienes argumentaron se les violentaron el derecho constitucional a ser electos en las pasadas elecciones.