Como pocas veces suele suceder, ARENA y el FMLN se pusieron de acuerdo en la Asamblea Legislativa. Los diputados de la comisión de Reformas Electorales acordaron una reforma constitucional para ampliar el período de diputados y alcaldes de tres a cinco años.

La iniciativa será presentada este jueves en sesión plenaria y el decreto especifica que esta ampliación entraría en vigencia en las elecciones del 2018 y contiene un apartado transitorio que establece que los Concejos Municipales y diputados electos en ese año tendrán una duración de 4 años, es decir hasta 2022, posterior el plazo se extenderá a 5 años.

Para el diputado Mario Ponce, uno de los aspectos más importantes de esta reforma es que permitirá al Estado ahorrar hasta $1,000 millones, y además permitirá que se valore mejor el trabajo tanto de los concejos municipales como de los diputados.

Por su parte el diputado Alberto Romero de ARENA explicó que la ampliación del periodo de los legisladores automáticamente permitirá que una Asamblea Legislativa pueda realizar dos veces elecciones de segundo grado.

“Antes no se podía elegir dos veces porque el periodo duraba tres años, pero al alargarlos a cinco años nos habilita a poder hacerlo” dijo el legislador de ARENA.

Los funcionarios que debe elegir la asamblea son: fiscal general de la República, Magistrados de la Corte Suprema y Corte de Cuenta, concejales de Consejo Nacional de la Judicatura, Procurador de Derechos Humanos y Procurador General.

La diputada del FMLN, Jackeline Rivera asegura que esto le dará un descanso a los ciudadanos que en los últimos años han pasado por seis elecciones “desde el 2009 se ha tenido 6 elecciones; con esta reforma se tendrá certeza que las elecciones serán cada cinco años y la población tendrá una mejor oportunidad para conocer el trabajo de los funcionarios”.

Al aprobarse esta medida el próximo jueves, será la legislatura 2015-2018 que deberá ratificarla para que esta entre en vigencia y los períodos de Concejos Municipales y Diputados tengan una duración de cinco años.

Distintos sectores de la sociedad civil han señalado la inconveniencia de la aplicación de esta ley. Por una parte, solo una legislatura puede ratificar a funcionarios de segunda elección.

En su posición institucional al respecto, Fusades señaló que la reforma al calendario electoral y la simultaneidad de elecciones pasa por un diagnóstico integral del sistema vigente, y la elección como tal, para que no afecte el sistema político del país.