El diputado de Cambio Democrático (CD), Douglas Avilés y el excandidato por Democracia Salvadoreña (DS) -dos de los demandantes para el conteo de votos-, denunciaron hoy actitudes burlescas por parte del presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Julio Olivo, durante la reclasificación de votos que realiza en presencia de los partidos políticos.

Además, los demandantes aseguraron que no se está cumpliendo con el mismo criterio para reasignar los votos a los partidos minoritarios, con respecto a los ‘grandes’.

«Cuando se trata de partidos grandes, allí si se aplica el criterio de asignarles los votos, pero cuando son votos para los partidos ‘pequeños’ entonces ocupan otro criterio», aseguró Douglas Avilés.

El diputado de CD aseguró que en los votos para su partido no se aplica el mismo criterio como con los votos de ARENA. «Denunciamos la forma burlesca en que se expresa el presidente del TSE (Julio Olivo). Él es la máxima autoridad del organismo colegiado, debe comportarse con la dignidad que la da su investidura», añadió.

Avilés manifestó que el presidente Olivo lanza constantemente «bromas o mensajes que preferimos omitir porque somos personas maduras», contra los demandantes. El diputado de centro izquierda aseguró que entiende el malestar causado con la sentencia que ordenó la apertura de 2872 paquetes electorales de San Salvador.

Por su parte, Julio Valdivieso aseguró que no los dejan opinar en la reclasificación de votos, en aquellos que consideran que no están claros. «Nos dicen que no tenemos derecho a opinar, ¿A qué se reduce nuestra participación?», cuestionó.

Valdivieso aseguró que no van a legitimar acciones que no son correctas, por lo que optaron por levantarse de la mesa. «Ellos (TSE) deben entender que esto no es un escrutinio, es una diligencia judicial donde ellos son la parte demandada», agregó.

Nueva irregularidad en mesa

Un vigilante del CD también fue detenido en vías de investigación. El sujeto que no fue identificado, presentó una credencial que pertenecía a otro vigilante. Según las disposiciones de la Fiscalía, se revisará a cada vigilante, para evitar que personas ajenas al conteo estén en las mesas.

Douglas Avilés, quien medió en la retención del vigilante, dijo que efectivamente, el detenido no portaba su credencial, pero «es porque el TSE entrega las credenciales de manera extemporánea, hasta hoy le dieron su propia credencial, él portaba otra credencial.

Hasta el cierre de esta nota, el vigilante se encontraba detenido en las instalaciones del pabellón 5, donde se realiza el conteo. El hecho, se suma a la detención ocurrida ayer, contra un motorista del TSE asignado a una magistrada suplente, que supuestamente, manchó una papeleta. Ambos casos están en vías de investigación.