El Tribunal Supremo Electoral de El Salvador (TSE) suspendió esta tarde y sin explicación alguna toda actividad en torno al proceso electoral. Por la mañana el presidente del TSE, Julio Olivo aseguró que por la tarde se conocerían los primeros resultados preliminares de las elecciones a diputados por el Parlamento Centroamericano.
En el transcurso del día no se pudo solventar el problema de las fallas en el sistema de transmisión de datos, y los magistrados continuaron reunidos a puerta cerrada.
Trascendió que la orden de los magistrados fue que los empleados del organismo colegiado se retiraran del Centro Internacional de Ferias y Convenciones, CIFCO, para descansar luego de la jornada dominical, que se extendió hasta tempranas horas de este día.
Olivo anunció en conferencia de prensa esta mañana, que los primeros resultados estarían disponibles esta misma tarde, sin embargo, la transmisión de actas fue suspendida.
El TSE ha mostrado deficiencias en el procesamiento de datos electorales, con un escrutinio insólito en la democracia salvadoreña, que ha tomado más tiempo del que se esperaba.
En el 2014, en elecciones presidenciales, el sistema de transmisión de datos se suspendió un momento, dos horas después, el ex presidente del TSE, Eugenio Chicas, proclamó a Salvador Sánchez Cerén como presidente de la república.
Pese a los distintos señalamientos realizados por diversos sectores, sobre las debilidades mostradas en el proceso de transmisión de datos y escrutinio; además de dos simulacros fallidos, el organismo colegiado se enfrascó en una confrontación con aquellos sectores que señalaban los fallos.
Las actas físicas que poseen los partidos políticos y la Fiscalía General de la República son las únicas constancias de la voluntad de los electores. Además, las papeletas ya están recopiladas en  el Cifco para el escrutinio final.

 

De último momento, fuentes internas en el TSE afirman que magistrados ordenarían reiniciar inmediatamente las actividades de transmisión de datos.