Tal y como ocurrió en los dos simulacros de escrutinio del Tribunal Supremo Electoral, TSE, persisten las fallas en el sistema de transmisión de datos.
A las 11:29 de la noche, el sistema arrojó los primeros datos,números decimales que no reflejaban el verdadero proceso de las actas.
Según las mismas autoridades de la Junta de Vigilancia Electoral JVE, el sistema no «leyó» correctamente el procesamiento de las actas, por lo que los primeros datos eran erróneos.
Los servidores de las 4 empresas encargadas de transmisión de datos no son compatibles con software, por eso no se pueden transmitir datos, revelaron técnicos del TSE.
Hasta el cierre de esta nota, apenas se procesan datos del Parlamento Centroamericano.