El presidente del Tribunal Supremo Electoral,Julio Olivo, ordenó cerrar el pabellón Centroamericano del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), donde se desarrolla el escrutinio final.

El pabellón que debía abrirse a las 8:00 a.m. fue habilitado una hora después. El magistrado Fernando Argüello que llegó al lugar calificó de «abuso» el no permitir ingreso al personal de las mesas.

Por su parte, la diputada Norma Guevara avaló la acción de Olivo al comentar que se buscaba el resguardo del salón «Al presidente del tribunal le corresponde dar medidas necesarias de seguridad, anoche andaba gente tomada (en estado de ebriedad) al interior de la feria» dijo la dirigente efemelenista.

A miembros de la Físcalia General de la República también se les impidió el acceso al salón, la fiscal electoral Rosa Evelyn Alvarado, dijo desconocer esta medida.

Al cierre de esta nota, el fiscal general Luis Martínez, se encontraba al interior del pabellón investigando las causas del cierre del salón y una denuncia del partido Cambio Demócratico sobre compra de voluntades a miembros de la mesa 6 de San Salvador.