Ante el fallo que registro el sistema de conteo de los resultados electorales del domingo, los magistrados del Tribunal Supremo Electoral decidieron la madrugada del lunes contratar de forma urgente una nueva empresa para tratar de corregir el problema.

Señalado por los partidos políticos y los ciudadanos por los evidentes problemas operativos y logísticos; el TSE decidió contratar a una nueva empresa de origen norteamericano, cuyo representante en El Salvador estaría familiarizado con un reconocido político que incluso aspiraba a un cargo de elección en San Salvador.  “Data Graphics”, sería su razón social, según algunas fuentes.

Estas mismas fuentes dicen que la empresa podría estar también capitalizada por un empresario de las comunicaciones.

Esta mañana, Julio Olivo del TSE dijo que “Las actas aún no han llegado”. Esto luego de casi 20 horas de haber concluido las elecciones.

Olivo dice que el TSE trabaja más en “Transparencia,  objetividad y irrefutabilidad del proceso”.  Anuncio que imágenes de las actas son colocadas en el sitio web para generar confianza en los electores, quienes expresan en redes sociales su descontento con la ineficiencia e incompetencia del actual tribunal electoral.