Ante el cansancio generado luego de una semana de trabajo, algunos integrantes de las mesas encargadas de realizar el escrutinio final, podrían abandonar sus puestos debido a lo prolongado del proceso, el cual ellos mismos califican como el «escrutinio más largo y cansado de todos los tiempos».

Algunos de las personas que pidieron no ser identificadas, se encuentran trabajando en el proceso electoral desde el pasado domingo, fecha en que se celebraron las elecciones legislatvas y municipales y parlamento centroamericano.

“Va a demorar bastante el escrutinio y las irregularidades y problemas que hubo el día de las elecciones ahora, se traducen acá, esto se veía venir” dijo uno de los miembros de la mesa de Sonsonate, al mismo tiempo que comentó que podria desertar de su puesto la próxima semana por cansancio.

“Aquí vamos a necesitar más tiempo para hacer el conteo”, dijo otro integrante de mesa; esta vez, de la de San Vicente, y agregó «nosotros también tenemos nuestros trabajos, que vamos a perder si no nos presentamos y esto no termina ya, y aquí nadie nos va  responder  si eso sucede».

El aspecto familiar también empieza a afectar a los integrantes de las mesas de escrutinio, que no ven un pronto fin para este trabajo. «Tengo 4 días de no ver a mis hijos, estamos aquí en algo que es el peor conteo en el que he estado, nunca nos habíamos tardado tanto y eso que apenas empezamos» dijo una madre de familia que integra una mesa de San Miguel.

Los aspectos de salubridad son otras de las quejas que los miembros de las mesas hacen. La proliferación de zancudos en todas las instalciones del Centro Internacional de Ferias y Convenciones es evidente, a tal punto, que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha comenzado a repartir repelentes contra insectos a los partidos políticos y miembros de mesas.

Repelente distribuido por TSE para mesas de escrutinio final

Repelente distribuido por TSE para mesas de escrutinio final

«Aquí ya hasta miedo tenemos que nos de dengue o chikungunya, los zancudos están por todos lados», mencionó uno miembro de una de las mesas de San Salvador.

Y ante la amenaza que la comida que el TSE reparte pudiera ocasionar enfermedades gastrointestinales, ha hecho que algunos partidos políticos optaran por llevar sus propios alimentos para sus representates en el proceso electoral.

La desconfianza en los alimentos persite, a pesar que el magistrado Ulises Rivas, dijo estar al tanto de la situación y manifestó que ya solicitaron a los proveedores de la alimentación tener más cuidado al momento de preparar la comida.

La Consitución de  la República y el Código Electoral, mandatan que el escrutinio final deberá iniciar 48 horas luego de cerrados los centros de votación. En esta oportunidad ha iniciado con mas de 65 horas de atraso

El TSE no pudo, por primera vez en su historia, presentar a la ciudadanía un escrutinio preliminar.