La mayoría de diputados de la Asamblea Legislativa decidieron abandonar sus responsabilidades de legislar por el país y se dedican a contar votos en la sede del Tribunal Supremo Electoral en el CIFCO.

Sin sanción al salario por abandonar sus responsabilidades en las comisiones de trabajo; los diputados se pasean por las instalaciones del CIFCO, portando chalecos y camisetas  como un activista más de sus partidos políticos.

Los diputados se dedican a cruzan resultados, consultar actas y sortear las diversas preguntas de los medios de comunicación.

La más reciente Sesión del Pleno fue hace más de una semana; desde entonces y pese a existir una convocatoria las comisiones de trabajo se han suspendido y la labor legislativa está paralizada en su totalidad.

A la actual legislatura le quedan 55 días y en su agenda aún hay temas pendientes de análisis y aprobación.