Al menos 30 empleados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) evidenciaron problemas estomacales, luego de ingerir alimentos proporcionados por el proveedor contratado por el organismo colegiado.

La mayoría de personas que presentaron los síntomas pertenecían a las mesas de escrutinio final y empleados TSE, destacados en el pabellón Centroamericano del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO).

El mismo personal médico del TSE aseguró que atendieron a muchas personas con náuseas, vómitos y dolor de estómago. Ante esto, algunos partidos políticos optaron por lleva

r su propia alimentación, según confirmó el diputado de ARENA, Carlos Reyes.

El magistrado Ulises Rivas confirmó la supuesta intoxicación del personal TSE, y dijo que ha prevenido a la empresa alimenticia por los problemas que pueda causar a las personas.

«Hemos solicitado al proveedor de alimentos que tenga más cuidado con los alimentos que proporciona; si no puede, vamos a solicitar a otra empresa que nos brinde la alimentación», manifestó Rivas. 

Los magistrados solicitaron un informe detallado de lo ocurrido hoy con los empleados del TSE y miembros de las mesas de escrutinio.