Edwin Nuñez, integrante de la Junta de Vigilancia Electoral

Luego de 20 días de realizarse el escrutinio final, Edwin Nuñez miembro de la Junta de Vigilancia Electoral (JVE) hace una evaluación sobre el proceso y el papel desempeñado por los magistrados. Considera que muchas de las decisiones de los magistrados se toman excluyendo a la JVE, violentando así el derecho que tienen, de fiscalizar las acciones del TSE.

¿Como valora el proceso del escrutinio final?

Es importante decir que ha sido un escrutinio final, ha sido bastante ‘atropellado’ en la parte administrativa, las instalaciones no fueron las adecuadas para realizar este proceso, tanto la logística como el alojamiento fue atropellado, y no como en elecciones anteriores.

En este proceso hubo una política del presidente del tribunal que dijo que ahorraría con este procedimiento, pero antes se contrataba solo un hotel, ahora ha contratado tres hoteles. La alimentación hasta problemas dio en un inicio, y esto ha llevado a que el escrutinio se alargue por factores sencillos, pero que a la vez son importantes.

Por ejemplo, las mesas en elecciones anteriores tenían más espacios para descansar y eso le daba un poco más de relajación a sus miembros y les permitía poder trabajar por períodos más largos, acelerando el proceso.

Otro aspecto a valorar es que el procedimiento que se fue dando hoy en las 59 mesas fue de aprendizaje para todos, ya que fue un sistema nuevo debido al voto cruzado y con una elección nueva como PARLACEN, y esto tenía una nueva dinámica de cómo consignar los votos cruzados, cómo traducir las actas de las JRV que estaban complicadas, ya que a veces habían contabilizado más de 500 electores, existían otras donde no se había consignado el voto cruzado, pero al final hubo una dinámica democrática en las 59 mesas.

¿Cómo afectó el retraso del escrutinio al proceso?

Para ser justo, siempre se convoca un día martes, después de la elección y se inicia al siguiente día, pero esto se debe a que hay que esperar que Juntas Electorales Departamentales terminen de hacer sus consolidados.

También, hubo problemas técnicos que nos hizo atrasar un día, pero siempre ha funcionado de esa forma, hay que ser también justos, que siempre se convoca y se inicia al siguiente día porque no terminan de llegar las JED.

Hubo denuncias que el TSE no está trabajando el escrutinio bajo las normas legales. ¿Los magistrados normaron el escrutinio en base a lo reglamentado?

w14Es importante decir que el Código Electoral llama a que el Tribunal Supremo Electoral cree un instructivo de escrutinio final, el cual deberá ser votado por los magistrados, que son las normas que se regirán para todo lo que significa el proceso, en este caso el instructivo fue votado por los 5 magistrados.

El instructivo establece como va a funcionar la dinámica de las mesas y se aplicó en las 59 mesas. Hay quienes dicen que los miembros de la mesa 6 no siguieron el reglamento, pero si lo hicieron.

 Y aquí quiero señalar algo que es grave, el tribunal llama el día 22 de marzo, a través de un comunicado desde la presidencia y dice que ha concluido el escrutinio final de las 59 mesas de trabajo, dice que ya está concluido el escrutinio, y hay un partido que ha ganado una diputación con una diferencia en comparación a otro partido, que es menor que la cantidad de votos impugnados.

Los votos impugnados son un promedio de 369, y la diferencia con la que ganó un diputado a otro es de 75, entonces qué quiere decir esto, que la ley llama, pues, abrir las cajas y determinar sobre los votos impugnado.

Por eso nosotros el 23 de marzo nos hicimos presentes a la Dirección del Organización Electoral (DOE), también llego la OEA y nos dijeron que la apertura de las urnas se había cancelado, rompiendo así lo que dice el Código Electoral y el reglamento de escrutinio, en el sentido que después de haber terminado el escrutinio se procede, si la diferencia de votos válidos es menor que la cantidad de votos impugnados se debe abrir los paquetes, y esto se incumple por parte del TSE.

Que pasa hoy, pues lo grave es que el tribunal está realizando acciones sin ninguna base legal y sin llamar a la Junta de Vigilancia y el capítulo dos del Código Electoral en su articulo 131 lo dice: La Junta de Vigilancia Electoral es un organismo de carácter permanente, encargado de fiscalizar las actividades y funcionamiento del TSE.

En gestiones anteriores, siempre que había cualquier situación anómala se llamaba a los miembros de la junta para que fiscalizaran, y hasta hoy nosotros no sabemos que está haciendo el tribunal o por qué no abrió las urnas tal como correspondía.

¿A qué considera  se deba este actuar de los magistrados al no llamarlos?

Yo quisiera pensar que es por desconocimiento de los magistrados, porque si esa decisión es adrede, eso es grave, y no para la JVE, sino para el país, por que la junta es la encargada de fiscalizar permanentemente, así lo establecen nuestras leyes y la Constitución, y sería grave que eso se esté incumpliendo.

¿Que acciones tomará la Junta de Vigelencia Electoral ante esto?

Enviaremos una nota pidiendo a los magistrados una reunión para que nos expliquen, nosotros estaríamos velando por que se haga lo que la ley dice, y si la ley habla de que tenemos que abrir las urnas para solventar problemas de actas, pues se debe hacer, pero no solo de una, dos o seis sino de todas.

Porque hay quienes hablan solo de seis (urnas), porque conviene a uno u otro partido, eso no es ser imparcial, si se hace debe hacer de todas las que presentan inconsistencias y así determinar si es el resultado verdadero de la elección.

Nosotros solo somos encargados de vigilar, pero quien crea que está siendo afectado, estará en su derecho de interponer una demanda ante las instancias adecuadas, nosotros como junta tenemos un carácter de verificación y haremos constancia pública y presión para que se cumpla la ley.