Los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Ana Guadalupe Medina y Fernando Argüello Téllez, desmintieron hoy que el ente colegiado haya permitido la repartición de aquellos votos sin claridad en las actas, entre los partidos políticos.
Ante las declaraciones del diputado de la Gran Alianza por la Unidad, GANA, Guillermo Gallegos, en las que aseguraba que el TSE había autorizado repartirse los votos, los magistrados dijeron que «no se puede hacer eso porque hay que respetar la voluntad del elector».
«No hemos autorizado tal cosa. No se puede ‘cabalear’ (ajustar) los votos porque no es la elección del votante», aseguró Argüello.
Así lo reiteró la magistrada Medina, al asegurar que «no han otorgado ningún acuerdo (para distribución de proporcional de votos), no hemos dicho que se repartan votos».
Los magistrados reiteraron que no se han dado instrucciones especiales para contabilizar los votos de aquellas actas con errores o inconsistencias, que ya suman cerca de las 250.
Algunos errores se encuentran en el llenado de información del acta, pero esto debe resolverse en la mesa de escrutinio, «pero de ninguna manera se pueden repartir los votos», reiteró Argüello.
Ambos magistrados lamentaron, también, la actitud del presidente del TSE, Julio Olivo, al negar el acceso a la prensa a una conferencia realizada solo a medios afines a la izquierda.
«Desconocíamos esa convocatoria de prensa, lamento la actuación del magistrado presidente», manifestó Argüello Téllez.