A los partidos FMLN y GANA no les alcanza la sumatoria de escaños para poder llegar a los 43 de la mayoría simple y dominar las decisiones legislativas a partir del próximo uno de mayo.

Hasta hoy la sumatoria en las cuentas particulares de cada partido, no favorece al FMLN y GANA en su intento por llegar a los 43 diputados y acompañar al gobierno de Salvador Sánchez Cerén en las decisiones de su administración.

El FMLN busca en el escrutinio la forma como sumar diputados y como sumarle escaños a su aliado político GANA; quien durante la campaña presentaba los mismos logros legislativos que el partido en el Gobierno.

Guillermo Gallegos, el diputado de los entendimientos con el FMLN en la Asamblea ha repetido en cuantas ocasiones ha podido, que los partidos PDC y CD desaparecen, como una forma de ayudar en la suma y tratar de buscarle espacio a un segundo diputado en San Salvador.

GANA perdió a Walter Guzmán; su jefe de fracción en Ahuachapan y la diputación por la Unión, pero gano Usulutan y San Vicente. Está a punto de perder su segundo diputado en San Salvador.

Lo que sí está claro es que ARENA recupera la llave de la votación calificada, ya que sin sus votos será imposible aprobar préstamos o elegir magistrados en la Corte Suprema, el Fiscal General o los procuradores.  La sentencia de la Sala de lo Constitucional impide ahora a un diputado ser tránsfuga o declararse independiente luego de ser electo.

La más reciente aproximación otorgaba en San Salvador 10 diputados para ARENA y 9 para el FMLN, uno por residuo para GANA y uno para PDC, PCN y CD. Un último escaño en residuo para Democracia Salvadoreña lo estaría peleando el FMLN  y GANA. Al final lo que importa es sumar entre ambos 43 escaños.