La Junta Directiva de la Asamblea Legislativa decidió suspender toda actividad parlamentaria para participar en el conteo de votos del escrutinio final. Los diputados dejan de lado su responsabilidad de legislar por dedicarse a cuidar los votos que les garantizaría una reelección.
La notificación de suspender las labores legislativas fue enviada por orden de la Junta Directiva a través del jefe de la Unidad de Asesoría Técnica de la Asamblea Legislativa, Jorge Estrada.
«Por instrucciones de la Honorable Junta Directiva, hago de su conocimiento que quedan suspendidas las comisiones legislativas, en razón que los señores diputados se encuentran realizando el escrutinio final de las recientes elecciones», reza parte de la misiva.
Se estima, que una semana laboral de los diputados, cuesta al Estado alrededor de $58 mil. Esta semana (1 al 6 de marzo), y sin previo acuerdo, los diputados no desempeñaron su labor legislativa, y se sumará a la suspensión anunciada la semana que viene, por lo que sumarían $116 mil sin trabajar.
Los diputados son elegidos a sus cargos para tres años, y entre salarios, gastos de representación y viáticos suman $4,025.72 de ingresos netos mensuales.
Además, los legisladores tienen anteproyectos pendientes que deben estudiar en sus respectivas comisiones, como la Ley Especial contra las Extorsiones, que lleva más de tres semanas en el seno de la Comisión de Seguridad; reformas al Código de Salud, en la Comisión de Salud.
Vea la Notificación:
Suspenden comisiones del 09 al 13marzo2015-01