Aliados por la Democracia acudió hoy a la Corte Suprema de Justicia a presentar un escrito, para que la Sala de lo Constitucional de seguimiento a la sentencia de voto cruzado, firmada en noviembre de 2014.

Algunos partidos políticos han denunciado que las mesas de escrutinio se han repartido votos entre otros partidos políticos en donde no hay claridad de a quién eligió el ciudadano. Aliados denunció que el reparto de votos violenta la voluntad del elector.

Mientras, algunos magistrados también han apoyado la apertura de urnas, toda vez que hay una serie de consistencias. A la postura de la magistrada Ana Medina y Fernando Argüello, se suma la del magistrado Miguel Cardoza, quien aseguró «que ante las inconsistencias lo mejor es abrir las urnas».