El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ejecutó la primera prueba de transmisión de resultados electorales desde el Centro de Ferias y Convenciones, donde funcionará el Centro Nacional de Resultados Electorales (CNPRE) para las próximas elecciones del 1 de marzo.

La prueba reveló algunas fallas técnicas y de logística que interrumpieron la actividad de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) y representantes de los partidos políticos de la Junta de Vigilancia Electoral (JVE).

La incomodidad se generó entre los miembros de las JRV pertenecientes a los partidos políticos, debido a la tardanza en la entrega de paquetes electorales. Cabe mencionar que la prueba se realizó solo con 300 mesas electorales. Tras el retraso generado, se suspendió la actividad en algunos centros de votación.

Fallas en el sistema informático

Sumado a los problemas logísticos, se registraron fallas en el sistema informático en el Centro Nacional de Procesamientos de Resultados Electorales (CNPRE), instalado en el CIFCO.

Según miembros de partidos políticos, las fallas más preocupantes se registran en la conectividad; por instantes, la transmisión de resultados saturaba el sistema donde van a converger todas las actas de más de 10 mil JRV.

A 12 días de las elecciones, el TSE deberá garantizar que el sistema tenga esté en óptimas condiciones para procesar todas las actas enviadas a nivel nacional, sin que el CNPRE se sature y colapse.

Estos problemas deberán subsanarse antes del próximo domingo 22, cuando se realice el simulacro a escala nacional.

Mientras, el magistrado del TSE, Fernando Argüello, solicitó un voto de confianza al sistema informático, pues todas las fallas detectadas son previsibles, y que este simulacro sirve para identificarlas y superarlas.

“Siempre hay detalles (que resolver), en 2014 los tuvimos en el sentido en mejoras en cuanto a rutas de traslado de paquetes, nos encontramos con algunos detalles que sucedieron de nuevo”, dijo.

La segunda prueba se realizará el próximo 22 de febrero, y se hará a escala nacional. Los magistrados esperan subsanar todas las deficiencias en el próximo evento.