El jefe de informática del Tribunal Supremo Electoral (TSE), ingeniero René Torres, informó hoy que los partidos políticos no contarán con una copia del acta de la Junta Receptora de Votos (JRV), como se hacía anteriormente, como constancia de la voluntad popular consignada en dicha urna; y solo podrá ser visualizada a través de la página web oficial del TSE.

«En la recolección de los paquetes electorales, nosotros no vamos a proveer copias de las actas en los centros de votación, sino que las vamos a recolectar y las vamos a digitalizar de forma directa, sin darles copias a las JRV de dicha documentación», aseguró Torres.

Esta digitalización del acta de votación estará disponible de manera «inmediata», dijo Torres, disponible para los representantes de partidos políticos y para medios de comunicación.

Queda, por tanto, a discreción del TSE la garantía de que las actas sean trasladadas fielmente a como se consignó en la JRV.

«Dentro de los nuevos procesos tendremos el reconocimiento de caracteres inteligentes, con un programa especial, donde los trazos en papel se interpretan y se descifra lo que se ha escrito», mencionó Torres.

Básicamente, será la captura del acta lo que permitirá inferir la voluntad del elector, es decir, la interpretación de números. Esto podría causar dificultades si el número es «leído» de mala forma de parte del programa, lo que generaría mayores retrasos en el procesamiento de datos.

Luego de este proceso, un operador humano deberá verificar que los datos arrojados por el programa coincidan con el acta digitalizada, lo que conllevará a un proceso más en el escrutinio de votos, afirmó Torres.