La Asamblea Legislativa aprobó el 4 de diciembre de año pasado un decreto transitorio que reguló que algunas decisiones en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) fueran aprobadas únicamente por mayoría simple; o sea, por 3 de los cinco magistrados.

La enmienda fue impulsada y aprobada por los diputados de FMLN y GANA, el mismo bloque oficial beneficiado con la decisión del TSE de privilegiar en la papeleta la presencia de sus aspirantes a diputados.

Era una decisión anticipada de las conductas irregulares que están mostrando los magistrados Julio Olivo, Ulises Rivas y Miguel Angel Cardoza, quienes fueron propuestos por el FMLN y GANA para ocupar esos cargos.

FMLN y GANA han impulsado en el TSE al menos cinco decisiones fraudulentas que persiguen obtener mayor numero de votos en las elecciones en virtud de las decisiones legislativas que han afectado a la ciudadanía como la creación de tres nuevos impuestos, emisión de mayor deuda y aprobación de leyes que restringen  libertades individuales y de libre expresión.

Los magistrados Olivo, Rivas y Cardoza, intentaron restarle valor y legitimidad al voto del ciudadano al querer sumar abstenciones en lugar de dividir fracciones. La Sala de lo Constitucional intervino y frenó la ilegalidad.

Luego privilegian en la tímida campaña de como votar, el voto por bandera, en comunión plena con las lineas del bloque oficialista.

Luego eliminaron el número de casilla en las papeletas y finalmente limpian la papeleta para destacar visualmente la presencia de GANA y el FMLN en San Salvador, departamento que elige 24 diputados y donde están enlistados los miembros de la comisión política del FMLN.

GANA y FMLN se opusieron en la última plenaria a aprobar un decreto que permitiria una nueva impresión de las papeletas, en una clara muestra de las decisiones fraudulentas que articulan sus magistrados en el TSE.

Los partidos ARENA, PDC y PCN acudirán a la Sala de lo Constitucional a denunciar al TSE ante su postura de influir en el resultado de marzo próximo.