La recta final de la campaña electoral de cara a las elecciones legislativas y municipales ha afectado el trabajo legislativo; de las cuatro comisiones que son citadas para sesionar lunes por la mañana, solo una fue convocada.

Veintiocho diputados que integran las comisiones de Salud, Obras Públicas y Legislación no asistieron a las salas de reuniones, sin explicación alguna. Estas comisiones no fueron convocadas. Hace unas semanas la junta directiva redujo la semana laboral de los diputados a 3 días, las sesiones plenarias fueron trasladadas de jueves a miércoles, para dedicar más tiempo a la campaña electoral.

La junta directiva de la asamblea explicó que la decisión fue avalada por todos los partidos políticos y propuesta por los jefes de los Grupos Parlamentarios si excepción, los diputados aseguran que no están realizando ausentismo pues la ley establece sesionar una vez a la semana pero no especifica el día.

El salario total mensual de un diputado es $4,025.72 equivale a $130 dólares diarios. En 2012, los diputados también redujeron a tres días sus jornadas laborales para dedicarse a sus campañas electorales.

Por ley, la única entidad que podría sancionar este tipo de acciones es la misma Asamblea Legislativa, a través de su directiva.