El voto que cada elector le otorga a un partido político tiene reflejado un valor económico, a esto se le llama la deuda política y se refiere al valor monetario por cada voto válido que se otorga a los partidos políticos que participan en las elecciones.

Para las elecciones del próximo uno de marzo, cada voto que se haga para elegir diputados al PARLACEN y Asamblea Legislativa tendrá un valor de $2.81 cada uno, mientras que el voto para concejos municipales se cotizara en $2.10

Para las elecciones presidenciales del año pasado, el gobierno repartio entre todos partidos políticos que participaron, en concepto de deuda política un total de $21,409,633.

La Constitución de la República en su artículo 210 avala esta deuda y la cataloga como un mecanismo para el desarrollo de los partidos “El Estado reconoce la deuda política como un mecanismo de financiamiento para los partidos políticos contendientes, encaminado a promover su libertad e independencia”.

En relación a la última elección municipal y legislativa de 2012 el valor del voto a sufrido un incremento económico; hace tres años el voto para concejos municipales tuvo un valor de $2.05, para estas elecciones el monto se ha incrementado en 5 centavos, mientras el voto para diputados en el 2012 se taso en $2.74 hoy su valor aumenta en 7 centavos.

El pago de la deuda política es cancelada a los partidos  políticos por parte del Ministerio de Hacienda y los fondos provienen de los impuestos que los ciudadanos pagan al Estado.

Por primera vez en El Salvador elegirá de manera directa a diputados por el PARLACEN, por lo que la deuda política que se genere en las elecciones de 2015 se incrementara considerablemente, de allí, que los partidos políticos no solo busquen buscan el voto ganador de la población en las urnas sino también el voto económico de los electores.