Luego que la Sala de lo Constitucional estableció como el TSE debería reglamentar el sistema de voto cruzado, la mayoría de sus magistrados no muestran institucionalmente empeño en educar a los ciudadanos en cómo deben votar para diputados el próximo 1 de marzo.

El TSE, dominado por magistrados simpatizantes del FMLN se excusa en la falta de presupuesto para orientar debidamente al elector sobre cómo mantener la validez del voto.

Con tímidos mensajes en televisión, radio y redes sociales, la campaña del TSE queda muy inferior a la frecuencia en pauta  que tiene el gobierno y consorcio ALBA, para tener una mejor referencia.

En pleno debate por el voto cruzado,  algunos magistrados encabezados por el presidente Julio Olivo, asumieron la propuesta del FMLN de restarle valor al voto cuando este fuera cruzado y restar abstenciones en lugar de sumar fracciones,  en una clara violación a la Constitución.

Ahora, el TSE impulsa una tímida campaña de educación ciudadana que confunde a los ciudadanos y contradice el espíritu de la resolución de la Sala de lo Constitucional,  porque aparece como la primera forma de votar el primero de marzo el voto por bandera, en una clara violación a la resolución de la Sala de lo Constitucional.