El secretario para la gobernabilidad, Hato Hasbún, quiso terminar hoy con las dudas sobre la salud del presidente Salvador Sánchez Cerén, y fue enfático al decir que “se encuentra estable” y confirmó que el mandatario participará del 28 al 29 de enero en la III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Sin embargo Hasbún no reveló cuándo regresará el presidente de su “chequeo médico” de Cuba, donde se encuentra desde el pasado domingo.

Salvador Sánchez Cerén, de 69 años, se convirtió en el ciudadano de mayor edad en asumir la presidencia de El Salvador desde que iniciaron los gobiernos civiles en 1979, razón por la cual surgen dudas por la salud del mandatario.

Durante su visita a México el mes pasado Sánchez Cerén fue trasladado de emergencia a Cuba por problemas de salud; la casa de gobierno se limitó a decir que el presidente sufrió una “descompensación”, sin precisar mayores detalles.

Pero esta no es la primera vez que Sánchez Cerén es llevado a Cuba por problemas de salud, durante su campaña electoral realizó visitas a La Habana, aparentemente por controles médicos y durante toda su campaña presidencial un médico cubano le acompañó 24 horas al día y siete días a la semana.

Ante esta situación diputados de ARENA solicitaron durante la sesión plenaria, se envié un recomendable al mandatario salvadoreño para que a la brevedad del caso haga llegar la terna de candidatos para designados presidenciales y que la Asamblea Legislativa elija, sin embargo, el bloque oficial se opuso a esta medida.