En menos de 60 días el presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén realiza un segundo viaje a Cuba por problemas de salud, los cuales la casa de gobierno no ha querido brindar mayores detalles sobre el nuevo quebranto de salud.

Sánchez Cerén recibió el viernes al secretario general de la ONU, Ban-Ki moon y dirigió un encendido discurso en el anfiteatro del CIFCO, que congregó a funcionarios y líderes de su partido el FMLN.

El sábado, el presidente no realizó su acostumbrado programa “Gobernando con la Gente” el cual desarrolla desde los barrios de San Salvador o en la residencia presidencial.

El mes anterior durante la Cumbre de Presidentes de Veracruz en México, el mandatario salvadoreño sufrió una “descompensación” que lo obligó a viajar de emergencia a la isla caribeña.

En esa oportunidad el presidente Cerén permaneció en Cuba cerca de 18 días, sin embargo no se especificó el padecimiento del mandatario.

El secretario de gobernabilidad Hato Habún confirmó que ayer Cerén se desplazó a Cuba ya que no finalizó su chequeo médico.