Los dictámenes de las transacciones fueron aprobados con dispensa de trámite en la plenaria del 31 de julio de 2014.

Ricardo Larín

Magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declararon inconstitucional el impuesto a las transacciones bancarias que gravaba con 0.25% las transferencias entre cuentas y el pago de cheques.

Según datos del mismo Ministerio de Hacienda, dicha carga impositiva recolecta alrededor de $70 millones anuales.

Los dictámenes de las transacciones fueron aprobados con dispensa de trámite en la plenaria del 31 de julio de 2014, en lo que comúnmente se le llama “madrugón”. En esta plenaria, 43 votos de diputados dieron vigencia al dictamen.

Precisamente es lo que se ha considerado inconstitucional, la forma en la que fue aprobada dicha carga impositiva.

La sentencia establece que dicho cobro deberá suspenderse a partir del 1 de enero de 2019 y otorgó un margen a Hacienda para corregir dicha forma de aprobación.

Por estos impuestos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó al gobierno suprimirlos, como parte de las medidas para disminuir el déficit fiscal.