El ministro de Justicia y Seguridad considera que la prórroga debe brindarse dado el éxito con el que cuentan dichas disposiciones.

Ricardo Larín

El ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, presentó hoy ante diputados de la Asamblea Legislativa una petición para prorrogar un año más la vigencia de las medidas extraordinarias de seguridad.

“Las disposiciones transitorias nos han permitido implementar una serie de medidas, sobre todo en el ámbito penitenciario, lo que ha contribuido en los últimos dos años a la prevención de delitos”, aseguró Ramírez Landaverde.

El decreto legislativo 321 aprobado en el 2016 fue prorrogado el año pasado por 12 meses más, que vencerán el 30 de abril del presente año, por lo que la iniciativa llega para que sea discutida por los diputados en la Comisión de Seguridad y Combate a la Narcoactividad.

“Control y represión no es lo único que se ha implementado en el plan ‘El Salvador Seguro’, el decreto solamente se basa en la prórroga, no contiene ninguna modificación”, aseguró Landaverde.

Tráfico de las comunicaciones de telefonía celular en centros penales, salida de privados de libertad a audiencias y restricciones de algunas visitas son algunas de las medidas que se mantendrán en la prórroga.

Por su parte, el diputado Misael Mejía, del FMLN, aseguró que estas medidas deberán ser discutidas y aprobadas en la Asamblea lo más pronto posible, “dados los resultados que están brindando”.

“Hay un completo respaldo a la prórroga de las medidas extraordinarias de seguridad, hay una reducción de los delitos desde enero de 2016 y todo el año 2017 nos refleja lo complementario de este decreto al plan El Salvador Seguro”, aseguró Mejía.

Además, dijo que las medidas han implicado mejoras en los procesos judiciales, en la represión y persecución del delito. “Esperamos que esta prórroga se dé pronto y no sea impedida por la presión de grupos criminales u otro tipo de interés para que el país retroceda en temas de seguridad”, añadió.