Fracción tricolor señala problemas en seguridad, salud, empleo, educación y transparencia.

 

Gabriel Recinos

El grupo parlamentario de ARENA expresó su desacuerdo con el informe del cuarto año de gestión presentado por el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, durante la sesión solemne de este día.

En su discurso, el mandatario señaló entre sus logros al frente de la nación la mejora del clima de inversión y la atracción de negocios, un mejor panorama en el índice de competitividad, el crecimiento de la economía, desarrollo en salud y educación, además de la disminución de las extorsiones y homicidios.


Presidente destaca logros en seguridad en cuarto año de gobierno


Al respecto, Carlos Reyes, jefe de fracción de ARENA, dijo que el presidente dio un discurso fuera de la realidad que viven los salvadoreños, ya que el país enfrenta “serios problemas en salud, educación, transparencia, empleo y seguridad”.

“No dijo que su estilo de gobierno ha sido confrontativo, caracterizado por los ataques a la Sala de lo Constitucional, que ha pregonado la división social entre empresarios y trabajadores, creado incertidumbre, desconfianza, baja inversión privada”, añadió.

El jefe de la bancada mencionó que el país tiene el crecimiento económico más bajo de la región centroamericana, falta de creación de empleo, aumento en la canasta básica rural y urbana, además de un incremento en el costo de los servicios (gas, luz y agua).

Reyes añadió que ha habido aumento de la pobreza, un retroceso en educación y en inversión. “Han dejado de ir a la escuela más de 335 mil niños; en infraestructura, más del 70% presenta problemas. Eso nos hubiese gustado que nos dijera el presidente”, recalcó.

En cuanto al área de salud, señaló la falta de medicinas y equipo en los hospitales; y sobre las finanzas públicas, recordó la creación de más de 25 nuevos impuestos. “Los ingresos tributarios aumentaron en más de $1,400 millones, pero el gobierno del FMLN los ocupó para pagar activistas y contratar más de 42 mil empleados públicos”, dijo.

Sobre la seguridad, consideró que no se ha logrado disminuir los índices de extorsión y homicidios, pues las empresas deben pagar más de $90 millones por extorsión, y que en el gobierno actual se ha perdido el control de los territorios y se contabilizan más de 20 mil homicidios.

Por su parte, el diputado y presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, dijo que este gobierno no ha tenido una buena interlocución con la empresa privada, lo que hace que el país no atraiga la inversión.

“Este ha sido un gobierno monocolor, partidario. No he visto virajes estratégicos en este y el gobierno anterior, hay un saldo negativo, muchas promesas incumplidas. El presidente encontró un país deteriorado y lo dejará peor. Han sido nueve años de retroceso”, sentenció Quijano.