La gremial sostiene que recurso no puede ser privatizado, pero es un tema de batalla para la campaña política de cara a las presidenciales.

Ricardo Larín

Representantes de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) insistieron hoy en que no se pretende privatizar el agua, como lo han venido sosteniendo organizaciones sociales y universidades, y que “obedece a un tema de campaña electoral”, por lo que el gobierno no quiere aprobar la normativa.

“El agua no puede ser privatizada y ANEP no está por la labor de ser privatizada, hay motivaciones constitucionales que nos permiten sentar posición sobre que el agua no puede ser privatizada, por eso el gobierno no quiere aprobar la ley del agua”, dijo el director de ejecutivo de la ANEP, Waldo Jiménez.

Además, expresó que lo importante es garantizar que “el recurso hídrico sea sostenible para la población hoy y mañana”.

En la actual conformación de la directiva, la ANEP tendría dos representantes, junto a dos representantes de las alcaldías a través de Comures y un nombramiento del presidente de la República.

Polémica por administración del agua

“Hay suficiente agua en el país y la ANDA es el primer contaminante. El principal problema es el modelo donde el gobierno elige cinco de seis directores”, manifestó Javier Argueta, de la ANEP.

En el modelo a propuesta del gobierno, la dirección hídrica estaría conformada por directores de distintos ministerios y uno solo a propuesta de los privados.

Argueta consideró que el tema del agua puede servir para desviar la atención sobre el caso de corrupción de Mauricio Funes, acusado por la Fiscalía General de la República de desviar fondos públicos para sus beneficios.

“Si el tema de agua no es para esconder el caso de corrupción de Funes, estamos dispuestos a dialogar por la ley de agua”, aseguró.

La Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático retomará mañana el estudio de la ley.